Analizando… Her

¿Quién tiene la potestad de decidir qué seres integran una relación de pareja?

En los últimos tiempos la sociedad ha dado grandes pasos aceptando e integrando nuevos tipos de relaciones alternativas a la sociedad. El cambio es tan grande que, estas relaciones, años atrás, se veían como un “ataque” a Dios o una enfermedad mental. Ahora forman parte de todos nosotros. Entonces, ¿qué podemos esperar dentro de unos cuantos años en adelante?

La película de hoy, Her, se ambienta en un futuro cercano, donde se empieza a generar un nuevo estilo de relación alternativo muy original. Nos encontramos en una época de gran crecimiento en nuevas tecnologías y Her parte de una premisa ¿qué ocurriría si la tecnología evolucionara al nivel de dar autonomía propia a una inteligencia artificial?

Joaquin Phoenix y Scarlett Johansson protagonizan este film romántico poniéndose en la piel, por decirlo de alguna forma, de Theodore y Samantha. El argumento gira alrededor de la soledad que éste vive desde la ruptura con su antigua relación y, necesitando cierta compañía, compra un nuevo Sistema Operativo (o SO) un tanto peculiar. Este SO, llamada Samantha, es una inteligencia artificial con “vida propia” que acompañará a Theodore en su día a día.

La película nos enseñará el surgir de una conexión especial entre Theodore y Samantha. Veremos la evolución de la relación, a qué punto llegan y la forma que tienen de relacionarse con su entorno. A lo largo del film los protagonistas reflexionarán sobre el por qué de sus existencias, la superación del desamor y la búsqueda del amor entre dos mundos opuestos. Theodore y Samantha avanzarán a una nueva versión de ellos.

¿Puede existir una conexión real entre una persona del mundo físico y una sólo del mundo mental?

Cuando vi esta película no resultó un simple entretenimiento, si no que me planteó varias reflexiones sobre mi juicio, aceptación y la libertad de las personas para vivir sus sentimientos. Para mí fue un cambio a mi comprensión de cómo ver las relaciones ajenas o, incluso, las mías propias. La vida siempre te da sorpresas que no esperas, relacionándote con quien no esperas y sintiendo por alguien que nunca hubieras pensado. ¿Qué ocurre entonces? La reacción social suele ser dura y poco reconfortante en ocasiones, pero esto no debería censurar mis propios sentimientos. Explorar, vivir y sentir es el camino adecuado para un crecimiento pleno. No dejéis que un amor marchitado os impida hacer florecer otro nuevo amor.

Os aconsejo ver Her con intención de abrir vuestra mente y reflexionar sobre las relaciones alternativas al modelo preestablecido socialmente. Imagino que es complicado plantearse tener una relación estrecha con una máquina pero ¿y si os enamoráis de una persona con un género del que nunca habéis sentido atracción? ¿y si empezáis a sentir amor romántico por diferentes personas? o, quizá ¿vuestra pareja os explica que se siente transgénero? ¿cómo lo viviríais?. La sociedad evoluciona muy lentamente en la aceptación de todo aquello que es poco común, pero el cambio empieza por la visibilidad y la empatía.

Her es una gran herramienta para abrir la mente. Sacadle partido.

Os dejo el trailer a continuación. No perdáis la oportunidad de empatizar con Theodore.  También, por qué no, con Samantha.

¿Qué opináis de la película? Si no la habéis visto ¿¡a qué esperáis!? Comentadme vuestras impresiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: