¿Qué es el sexo biológico?

La palabra “sexo” tiene tantas definiciones que, en ocasiones, puede ser complicado comprender uno de los aspectos fundamentales de la identidad sexual. Creo que este concepto está tan preestablecido en nuestra cultura que, sin información previa, todos parecemos creer saber qué es y qué significa, y tal vez no sea así.

¿Cuántos significados tiene la palabra “sexo”? No sabría precisar pero, aunque podríamos describirlo desde un punto de vista corporal o incluso místico, realmente veo más práctico reflexionar sobre cómo el sexo biológico afecta a las personas y la cultura.

Desde que nacemos tenemos un sexo vinculado a nosotros, siendo ésto algo que nos acompañará el resto de nuestra vida y que nos dará un significado que nos influirá en las decisiones que tomemos. Es algo a lo que, aún siendo tan trascendental para nuestra identidad puede que no le demos suficiente valor; nuestro cuerpo, obtendrá su aspecto y la forma de relacionarse con los demás en función de la evolución de ese sexo con el paso del tiempo. Nos guste o no, nuestro cuerpo tiene un camino que seguir y eso formará parte de nuestra identidad: el color de pelo, el vello de tu cuerpo, la forma de tus dientes… aún cambiandolos afectará a nuestra vida.

¿Hasta qué punto creéis que afecta el “sexo” en nuestra vida? Es algo curioso, ya que son inevitables los cambios que nuestro cuerpo desarrollará y, estos afectarán a cómo nos vemos. El tamaño de nuestros pechos, una barba más frondosa, el grosor del cabello, alopecia prematura, un pene con mayor tamaño… todo estos son misterios que nuestro sexo tiene deparados para nuestro futuro y nos obligará a aceptar, moldear o cambiar en la medida que lo necesitamos. Pero, sin duda, nos influenciará en nuestra propia visión y la que generaremos a nuestro entorno.

En sí prácticamente cualquier aspecto de nuestro desarrollo corporal esta íntegramente relacionado con el sexo biológico y no sólo eso, nuestra biología interna, como las hormonas, también son un integrante más para este “sexo” del que hablamos.

Se puede llegar a tener una reflexión muy amplia sobre lo que el sexo biológico influencia en nosotros, hasta el punto de considerar este sexo biológico como un sexo corporal realmente que es asignado únicamente por nuestros genitales. ¿Quién decide que corresponde más a un cuerpo de hombre o mujer?

Yo tengo las caderas anchas, ¿son mis caderas de mujer y mi pecho de hombre? Quizás ahora soy un puzzle que no encaja o quizás simplemente mis piezas son mis piezas sin tener en consideración cuales sean mis genitales.

Pensad que, como ya iréis leyendo por FlameInYou, vuestro sexo biológico/corporal os definirá de manera significativa en los demás aspectos de vuestra identidad sexual; vuestro género, vuestra orientación sexual y la expresión de ésta será un derivado del sexo que se os asignó al nacer. Tened en cuenta el significado que tiene este desarrollo corporal y no dejéis que una simple decisión dicotómica de alguien que sólo os conoce de una palmadita en el culo cuando nacisteis os sentencie de por vida. Sois quien sois, únicos.

Nuestro cuerpo no tiene ningún etiquetado prematuro. Ni mucho menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: